Día de fiesta

(Jour de fête, Francia, 1949, Digital, 87’, ATP)
Dirección: Jacques Tati. Con Jacques Tati, Guy Decomble.

El pueblo de Saint Sévère se dispone a celebrar una fiesta. Las calles se adornan con guirnaldas y banderas; la terraza del café está preparada para el baile popular. Mientras reparte el correo, François, el cartero, deseoso de ayudar a los feriantes, sólo provoca catástrofes. Luego de conocer un nuevo sistema para repartir el correo, decide probarlo.

Tati inventó el sonido moderno en el cine. Como se dice en estos casos: todos, siempre, le deberán todo. Lo hizo siguiendo su genio cómico, haciendo reír. No le bastaba ser un clown de genio, saber mimar el tenis, el tráfico automovilístico o la angustia del arquero ante el tiro penal, tenía que hacer de un film una creación completa. Un autor, si es que esta palabra tiene sentido. Todo el mundo se acuerda de un ruido de puerta en Hulot, de un insecto en Día de fiesta, de una pelota de ping-pong que dobla los ruidos de los pasos en Playtime. (S.D.)