Los días iguales

(Los días iguales, Argentina, 2014, Digital HD, 78’, ATP)
Dirección: Aldo Marchiaro. Con Federico Monsú Castiñeira, Sofía Seitz.

Miradas que se pierden en la nada, el remordimiento de no haber dicho “hola”. Los días iguales es la historia de dos jóvenes que deambulan por las calles de Córdoba, tras cruzarse en una de ellas casualmente.

Creo que el cine es una construcción; se construye en cada historia de la Historia.

Creo que las relaciones y los vínculos son otra construcción, aunque quizás “el verdadero amor es un instante».

Una de las razones por la que Los días iguales me parece una película con suma transparencia e inteligencia sensible es, justamente, por cómo están pensados los instantes: en principio, el cruce de los jóvenes protagonistas por la calle, luego las miradas, el roce de las manos en un plano cercano, los recuerdos congelados, etc. Después de esos instantes sigue el tiempo, y en ese tiempo pasan cosas. Los personajes se van conociendo en un recorrido abierto por diferentes espacios de Córdoba, y uno siente la necesidad de querer acompañarlos.

Los días iguales es una película que tiene decisiones concretas de un Realizador (Aldo Marchiaro), tras un Equipo Actoral y Técnico, que fueron conscientes de las posibilidades narrativas conjuntas de la Puesta en Escena, las herramientas del Lenguaje Cinematográfico, y lo azaroso que se filtra por formar parte de un contexto.

María Laura Pintor