Los cuerpos dóciles

(Los cuerpos dóciles, Argentina, 2016, Digital HD, 74′, AM13)
Dirección: Matías Scarvaci y Diego Gachassin. Con Alfredo Garcia Kalb.

La vida del abogado penalista Alfredo García Kalb. Junto a él se retrata el proceso que lleva a dos jóvenes marginales a enfrentarse al aparato judicial argentino; cómo éste opera en la aplicación de la pena y las consecuencias que tendrá sobre ellos y su entorno familiar. Cómo el protagonista ejerce la profesión de un modo tal en el que se tornan difusos los límites entre lo prohibido, lo permitido, lo personal y lo profesional.

 Premio DAC a Mejor Dirección – Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2015.

Premio Argentores a Mejor Guion – Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2015.

  “Cuando presenta un caso en tribunales, los jueces se dirigen a él como “doctor García Kalb”. Pero sus defendidos lo llaman Cacho. No hay mejor manera de definir a Alfredo García Kalb, abogado penalista especializado en la defensa de pibes (y no tan pibes) chorros, que suele usar el pelo largo y la barba crecida, es baterista de rock, fuma porro y en los 90 estuvo un tiempo en cana. Cacho cobra por su trabajo, tiene una buena casa y tres hijos rubios. Pero también es uno de ellos: festeja el Día del Amigo con varios de sus defendidos –que le están súper agradecidos, y si es así por algo será, estos muchachos no se chupan el dedo–, los trata de igual a igual, comparte sus códigos y, si pierde un juicio, se viene tan abajo como ellos. Alrededor de la figura de García Kalb, con un caso de robo a una peluquería como eje, gira Los cuerpos dóciles, que como toda muestra de cine directo sigue a todas partes a su personaje, logrando una confianza tal entre la cámara y aquello(s) que filma, que la cámara parece no existir. El resultado es que el espectador se ve arrojado, sin intermediación aparente, a un pedazo de realidad en crudo. Una realidad con la que decididamente no está familiarizado. Salvo cuando le toca vivirla del otro lado del mostrador social.»

 

Horacio Bernades – Página12