El tercero

(El tercero, Argentina, 2014, DCP, 70’, AM18)
Dirección: Rodrigo Guerrero. Con Carlos Echevarría, Emiliano Dionisi, Nicolás Armengol.

Después de conocerse por chat, Fede llega a un edificio céntrico de la ciudad para tener un encuentro íntimo con una pareja gay mayor que él. En el devenir paulatino de esa noche, Fede vive una experiencia intensa y reveladora. La mañana siguiente lo descubre diferente, como si de repente hubiera descubierto una nueva forma posible de amar.

No son la notable puesta en escena ni la perfecta síntesis de los diálogos, y tampoco las muy buenas actuaciones de la pareja protagonista las únicas virtudes que me encandilaron de El tercero, si bien es mejor contar con estas ventajas que no tenerlas. Las películas sobre gays, por otra parte, no constituyen a esta altura una novedad por su temática, por más que arranquen algún que otro gritito de la reacción. Lo atractivo de la película está en el modo en que el deseo se abre camino sin responder a una lógica aditiva y mucho menos a una ley: si el título presupone la existencia de un segundo y la esperanza de un cuarto, cualquiera de los personajes del film puede devenir tercero. Este es su peligro, su hallazgo y vigor.

Liliana Paolinelli